miércoles, 13 de mayo de 2009

PIEL DE CHANCHO









El jueves 16 de octubre de 2008 se hizo la muestra Piel de Chancho en la que participaron Álvaro Martin, Valentín Carminati y Sebastián Maturano, integrantes de nuestro colectivo






Esta muestra surge del proceso de Clínicas que realizamos en el interior del grupo donde se despuntan teorías, sueños, ideas de los aspectos en los que convergen las obras del compañero a quien le toque exponer en la ya mencionada Clínica, es decir, sin ser redundante, se discuten, comparten y exponen las preocupaciones que condujeron al artista (nuestro compañero de grupo) a realizar dicha obra.
De estas clínicas surgen luego exposiciones que conforman los tres últimos participantes de estos encuentros internos del colectivo. Como resultado de los primeros tres participantes de las Clínicas 2008 surgió Piel de Chancho.







Sebastián Maturano
"Máquinas Hrmosas"

Valentín Carminati
"C.T.D.M.N.C.Y."




Alvaro Martín
"Para que cuando me mires te acuerdes de mi,
para que cuando te acuerdes de mi, me mires"











En este caso a parte de exponer sus creaciones individuales, los tres expositores decidieron realizar una obra colectiva donde tomaron como punto de partida una obra de Cándido López a la cual recrearon entramando la obra de Cándido con sus procesos plásticos personales, es decir la creación de una escena compleja (lenguaje símil a la fotografía, cándido era fotógrafo) desde un punto de vista donde se lee el “suceso” de manera descriptiva (como universos en si mismos) y no con el acento puesto en el impacto y el drama.
Respecto a la elaboración de una obra en conjunto acordaron insistir en la importancia de la construcción colectiva, es decir ver a la muestra como el resultado de una gran obra del colectivo, que no solamente involucraba a los expositores sino a todos los miembros de la araña como cierre del proceso de clínicas. Como resultado material fue reinterpretada la pintura “Después de la batalla de Curapaytí”, expuesta en la mustra y rebautizada como Piel de Chancho.




Piel de Chancho (Maturano, Caminati y Martín)




















¿Se pueden cerdo-cumentar las realidades? Sí. Es una preocupación que nuestras producciones incidan sobre la realidad (que ese documento funcione).

El arte es un proceso de comunicación (hasta aquí venimos bien). Nuestras producciones pretenden desarticular al artista-emisor al espectador-receptor, evitando el monólogo, exigiendo que exista una respuesta, no solo a nosotros como individuos sino a los escenarios que habitamos. Que esas respuestas sean movimientos, espasmos, dolores de panza, sarna, no impide ni obstruye el proceso comunicativo, sino que plantea un resquebrajamiento de los roles aparentemente establecidos
Tres escenas. Tres maneras distintas de registrarnos en los Escenarios Totalizadores de la imagen Neoliberal. Al consenso de los Poderes, asoman estas pequeñitas pieles hechizadas, estos micro-mapas perdidos en el Gran Espacio multinacional, y con referencias a veces más decimonónicas o de principios del siglo Atómico asientan su hocico firmes y concientes de su impotencia, su efímero pasar, en el aún ciego siglo XXI.
Tres escenarios donde se archivan documentos. La batalla de Cándido es el escenario, nosotros jugando a la cita somos escenarios, ustedes-nosotros leyendo-mirando son escenarios, cuevas, frascos de escenarios. No somos reflejo, (TODOS NOSOTROS) somos alternativa y en el peor de los casos síntoma. Por eso, y sin pedantería mediante, los invitamos a la cena de Piel de Chancho, menos monstruosa de lo que aparenta, y más azarosa que caprichosa.
Sin alardes posmodernos, ni estética supermercadista, se define por lo que no es, aunque tampoco esto baste, es, podríamos decir, mucho más pequeña, por eso traspasa sin darse cuenta la intencionalidad de sus productores.
El arte un cerdo-cumento, donde se representa el tiempo no las respuestas. Después de la batalla de curupayti a Cándido López le amputaron su brazo derecho, oh!
Los saludan cordialmente los expositores o en su defecto cerdo-expositores:

Sin manos, Sin ojos y Serpiente.









1 comentario:

El Movimiento dijo...

ufff, me voló la peluca estas publicaciones en inglés y -tal vez- árabe.
Recuerdo que vi esta obra en sus preparativos, más no asistí a la cita. En la publicación impresa de piel de chancho había una cita de Marx con la que robe en pasillos, congresos de esquina y barcitos de mala muerte... ¡como debe ser!
El mensaje: 'en ciertos momentos de la historia, el autor debe negarse para darle paso a la obra'.

Bonitos recuerdos. Con el batita seguimos pensando en ustedes. Una recomendación (tal vez una ñoñada), por ahí está bueno mantener las publicaciones en relación con las fechas. Ya se lo habrá dicho su madre: "la mezcla hace daño".

Un abrazo y ahí nos vemos.